Buscar
  • JOSÉ ORLANDO VELÁSQUEZ/JOV

QUÉ NO ES Y QUÉ ES EL DESPERTAR DE CONCIENCIA. MITOS Y REALIDADES. DESCRIPCIÓN DEL VIAJE.


Escribir sobre la experiencia del despertar de la conciencia es un campo muy amplio.


El despertar o iluminación es el diamante de la corona de la espiritualidad.


Todas las tradiciones espirituales ancestrales en el planeta han apuntado a este horizonte.


Hace unas décadas era una minoría los seres despiertos en el planeta.


En la actualidad son miles y millones los despiertos. Es el tiempo del despertar colectivo.


Tú que estás leyendo esta publicación, probablemente estás despierto o estás despertando y no eres muy consciente de ello.


¿Qué no es el Despertar de Conciencia?


No es saberse todas las enseñanzas sagradas acerca del despertar y creerse despierto.


No es haber tenido una experiencia de expansión de conciencia y creerse despierto.


No es un estado alterado de conciencia inducido por una medicina o planta sagrada.


No es un estado de santidad.


No es la disolución del ‘ego’, ni la aniquilación de la mente.


No es cambiar ni mejorar.


No es sanar.


No es tener o desarrollar dones o poderes psíquicos como la clarividencia, clarisentencia; etc.


No es canalizar.


No es viajar astralmente.


No hay un ‘yo’ que se ilumine o despierte.


No es algo que se alcance o se logre.


No te lo otorga o da nadie.


No es exclusividad de unos pocos elegidos.


No es nada extraordinario.


No es lo que tú piensas y crees.


¿Qué es el Despertar de Conciencia?


El proceso del Despertar es un proceso disruptivo y cuántico.


El Despertar ocurre, sucede, acontece.


Es ser consciente de la presencia divina en el corazón.


Es estar atento y presente.


Es darte cuenta y realizar que no eres ni el cuerpo, ni la mente, ni la historia personal, ni el nombre.


Es saber y ser quien eres.


Es recordar y sentir quien eres.


Es Despertar a la vida.


Es Despertar del sueño del ‘yo’.


Es el Despertar del Cristo personal o Buda interno o Presencia Yo Soy.


Despertar es el florecimiento del corazón.


Despertar es la conciencia de Ser.


Despertar es darte cuenta quien eres, que eres.


Despertar es ser/estar, aquí/ahora.


Es la liberación del sufrimiento.


Es liberarse de los programas de la Matrix.


Despertar es atención a la Presencia.


El Despertar es el verdadero nacimiento a la vida espiritual.


No hay requisitos para el Despertar.


El Despertar puede ser gradual o repentino.


Despertar es ser consciente de…


Este estado se puede ‘contagiar’.


Impulsa estar en compañía de alguien que esté Despierto.


Focalizar la atención en el corazón, en la Presencia; ayuda.


Despertar es lo que Eres.


¿Cómo es la experiencia de este primer Despertar?


Sucede una experiencia progresiva o definitiva de eso que Eres.


Ocurre un destello, un resplandor de eso que Somos.


Recuerdas quien Eres.


Sientes quien Eres.


La Presencia que Eres se hace Autoconsciente de Si.


Nos hacemos conscientes de nosotros mismos.


Cuando arrojamos Luz/Conciencia a la Vida/Presencia, Despertamos.


¡La paradoja divina al ocurrir este suceso es que recordamos, nos damos cuenta que siempre estuvimos Despiertos. Es nuestro estado natural!


Nos estábamos buscando a nosotros mismos.


La ecuación del primer Despertar es: Presencia + Conciencia = Despertar = Presencia Consciente.


En el viaje espiritual se va pasando de la experiencia al estado.


Todos ustedes han tenido experiencias de despertar, vislumbres de eso. Esas experiencias son transitorias, pasajeras.


Solo hasta que esas experiencias se vuelven un estado permanente 24/7, estamos verdaderamente Despiertos. Ya no es una experiencia, es un estado del Ser.


Después de ese primer Despertar, es importante focalizar la atención en esa Presencia Divina en el corazón; para que esa llama que se encendió no se apague y crezca y poder avanzar hacia estados posteriores de Despertar y Realización Divina.


Cada uno de estos Despertares genera cambios fisiológicos y cambios en la percepción.


Desde mi experiencia personal en el viaje espiritual, puedo afirmar que ocurren inicialmente tres estados o despertares o realizaciones. El Dios Manifiesto. La Triada Crística: Dios Madre/Padre/Hijo.


Después se revela el Absoluto/Origen. El Dios Inmanifiesto.


Posteriormente se avanza a estados de unidad, integración y conciencia de la multidimensionalidad del Ser.


Luego sucede una fusión hacia la Totalidad final o Nirvana o liberación absoluta.


El primer Despertar del cual he hablado antes, ocurre en el corazón. Es el Despertar esencial que buscan todas las tradiciones y linajes espirituales. Es el Despertar del Dios personal, del Atman. El Hijo. Es el Despertar básico al que estamos llegando como colectivo humano.


El segundo Despertar ocurre en el corazón espiritual, Hridaya; ubicado a 2-3 cms del eje central del pecho al lado derecho. Es la Autorrealización del Cristo Cósmico, de Brahman. El Padre.


El tercer Despertar es la Manifestación extracorpórea de la Madre Divina, de la Madre Cósmica.


Después se revela en el centro del pecho el Absoluto/Origen/Parabrahman. En esta etapa del viaje cesa la búsqueda. Termina el devenir, el llegar a ser. Eres. ¡Haz regresado al Hogar!


Posteriormente el proceso avanza naturalmente hacia la Unidad Crística…Yo y mi Padre Somos Uno…Yo y mi Madre Somos Uno…¡Yo, mi Padre y mi Madre Somos Uno!


Estos Despertares para la mente son lineales. Para la conciencia son cuánticos y van sucediendo simultáneamente en el no-tiempo.


Hay que decir que la revelación del Origen/Fuente Yo Soy es el primer Nirvana hacia Nirvanas posteriores.


Cada Despertar es una experiencia diferente y más profunda.


En próximas publicaciones hablaré de las experiencias, matices y sabores de cada Despertar.


¡El Despertar de la Conciencia Colectiva es la Salvación de la Humanidad y el Planeta!


¡Feliz Despertar Amada Conciencia!


JOSÉ ORLANDO VELÁSQUEZ/JOV


345 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo